lunes, 29 de octubre de 2012

¿Qué es la empresa fluida?


Podemos definir a una empresa fluida como una organización donde cada miembro es estimulado a crecer y buscar constantemente el desafío adecuado a su capacidad, procurando sobrepasar sus creencias limitantes. 

¿Qué significa fluir?

Desde ya que no es dejarse caer por un tobogán sin esfuerzos. Muy por el contrario, significa estar en un estado de aprendizaje y desafío constante. Las investigaciones indican que cuando estamos siendo desafiados de acuerdo a nuestras capacidades y alineados con nuestras metas, son los momentos en los cuales más podemos crecer y disfrutar de nuestro trabajo.

Fluir en el trabajo

El estado de flujo ocurre cuando persona está completamente inmersa en la actividad que está ejecutando. Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad. Esta sensación se experimenta mientras se desarrolla la tarea.

El concepto de flujo fue propuesto en 1975 por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, autor de “Fluir en los negocios”. A partir de entonces, se ha difundido extensamente en diferentes campos.

Este estado se caracteriza por estar concentrado y enfocado en objetivos claros, y sentir gratificación realizando la tarea sin estar consciente del esfuerzo que toma. Existe en este estado un equilibrio entre el nivel de habilidad personal y el desafío que implica (la actividad no es ni demasiado fácil ni demasiado compleja para las habilidades y conocimientos de la persona).
Además, si estas experiencias están alineadas a las metas profesionales, se expande el desempeño, logrando una performance brillante en el trabajo.

Si estamos en un puesto que no nos desafía, con el tiempo está el riesgo de aburrirnos y caer en el boreout (quemado por aburrimiento). Si este estado permanece durante mucho tiempo, se puede llegar a la apatía y en ciertos casos a la depresión.

Por el contrario, en el caso de estar en una función cuyos desafíos son mucho más elevados que nuestra capacidad para resolverlos, podemos entrar en estrés negativo. Si permanecemos mucho tiempo en este estado podemos llegar al burnout.

Es común que en un mismo equipo de trabajo o en una empresa pueda darse un fenómeno sistémico en el que parte de los miembros se encuentren aburridos con poco para hacer y otra parte sobre-atareados al mismo tiempo.

Modelo de Sintonía de Función

El modelo de Sintonía de Función que investigo y desarrollo en la práctica se basa en que, para poder fluir en el crecimiento profesional, es importante estar conectado o sintonizado con la función que cada uno cumple en su equipo y en la organización.