sábado, 30 de marzo de 2013

Aburridos en el trabajo - ¡Gigante desperdicio de talentos!


Aburridos en el Trabajo
Así como comentamos en el post anterior, ¡uno de los motivos por los cuales podemos no estar satisfechos en el trabajo es aburrirnos! 

A veces es porque hay poco trabajo, otras veces porque nos parece monótono. “Mis tareas asignadas son repetitivas y monótonas. No son un desafío para mí ni me interesan. Espero que llegue rápido el final de la jornada para irme.” 
Si piensa así, Ud. está aburrido y cercano al boreout (¡si no lo está ya!).

¿Qué es el boreout?
En su libro “El nuevo síndrome laboral BOREOUT.” Philippe Rothlin y Peter Werder describen al boreout como encontrarse más allá del aburrimiento. Es estar aburrido en el trabajo, poco exigido con respecto a los reales potenciales y totalmente desinteresado con respecto a la tarea diaria.

El desinterés y desmotivación puede extenderse luego a otros ámbitos personales afectando a nuestra autoestima, ya  que si no hacemos algo creativo, productivo o útil durante la jornada laboral, podemos creernos que tampoco podemos hacerlo en nuestra vida personal. 

Si este estado de boreout permanece durante mucho tiempo, se puede llegar a la apatía y en ciertos casos a la depresión y ataques de pánico que suelen terminar en consultorios psiquiátricos.


Fluir en el trabajo -  amar lo que se hace y cómo se hace

Cuando nuestros desafíos están en sintonía con nuestras capacidades y alineados a nuestras metas, podemos fluir en el trabajo. Mantenernos en este estado produce que aprendamos cada vez más,  aumentemos nuestras capacidades y el nivel de desafíos que podemos afrontar.  También que podamos brillar más, ser visibles y reconocidos por nuestros logros.  Desafiarnos adecuadamente produce que desarrollemos mejor nuestros talentos y descubramos potenciales ocultos que ni sabíamos que poseíamos. 


¡Gigante desperdicio de talento!

Si por el contrario, nos quedamos en la zona de confort haciendo una tarea que no nos desafía, detenemos nuestro aprendizaje profesional y dejamos de utilizar y desarrollar los talentos. Desperdiciamos infinidad de oportunidades de crecer y expandirnos.
Así, podemos afirmar que:  ¡Infelizmente existen legiones de profesionales desperdiciando sus talentos utilizándolos en un nivel muy inferior a sus capacidades!


Salir del aburrimiento

Existen muchas técnicas que podemos utilizar para salir del aburrimiento laboral y comenzar a amar lo que hacemos. “A nadie le gusta sentirse inútil o emplear su vida entera en algo que no le interesa en absoluto” señalan Rothlin y Werder. Se puede engañar a los demás, pero el punto crucial es cuando uno mismo asume que no quiere seguir frustrándose en interminables horas de tedio improductivo todos los días. Un acto de afecto hacia uno mismo es comenzar a buscar una salida y empezar a desarrollarse profesionalmente buscando desafíos que estén a la propia altura.

¿Ud. está aburrido en su trabajo? ¿Sabe que está desperdiciando grandes oportunidades de crecimiento, expansión y disfrute productivo en su profesión y en su vida personal?

Si quiere salir del aburrimiento es necesario entrar en sintonía con su función profesional. El curso Sintonía del Liderazgo lo ayudará para salir del aburrimiento y entrar en el eje profesional.

lunes, 18 de marzo de 2013

¿Despertás con ganas los lunes por la mañana?

Un indicador importante para saber si amás lo que hacés.


Según la OIT, dependiendo del país y el tipo de trabajo, pasamos en general más de mil o dos mil horas anuales trabajando durante varias décadas … mucho tiempo para estar en un lugar si no nos sentimos satisfechos y a gusto!

Muchísimas personas no disfrutan de su trabajo. Estar insatisfechos laboralmente afecta a nuestro desempeño profesional, interfiere con nuestras relaciones en el trabajo y nos mantiene en un estado emocional y energético negativo. Mantenerse mucho tiempo refunfuñando durante todo el día por no estar satisfechos, intoxica nuestras ideas, emociones, energías y a nuestro cuerpo. Además, este estado nos acompaña muchas veces en nuestro hogar con nuestra pareja, familia y amigos.

Según Joanna Penn, autora del libro “Career Change: Stop hating your job, discover what you really want to do with your life, and start doing it!”, algunos de los motivos por los cuales podemos no estar satisfechos en el trabajo son:

Discordancia o desalineamiento: “Lo que hago no es lo que me gustaría hacer y no le encuentro significado. El trabajo no está alineado con mis metas de vida.”
Estrés: “Trabajo muchas horas o bajo mucha presión. No tengo  tiempo para mí/mi familia/ amigos o para descansar. Estoy alienado y no me puedo desconectar.”
Aburrimiento: “El trabajo es repetitivo y aburrido. No es un desafío para mí ni me interesa. Espero que llegue rápido el final de la jornada para irme.”
Mal remunerado: “No me siento reconocido ni bien recompensado por mi trabajo.”
Atrapado: “Me siento atrapado en mi trabajo. Lo necesito para pagar las cuentas pero no me agrada lo que hago.”

Además, puede sumarse otros motivos como estar bajo un entorno organizacional deficiente o líderes que no favorezcan el desarrollo de la labor diaria. 

Para que sea satisfactorio un trabajo, necesitamos lograr la integración sana del trabajo con la vida personal, el esparcimiento y las metas de vida. Así podemos disfrutarlo, crecer y expandirnos en lo profesional y personal. 
En los próximos post iremos viendo técnicas que pueden ayudar a salir del estado de insatisfacción laboral. Un paso importante para ampliar las posibilidades, es pedir ayuda a profesionales calificados en consultoría de carrera, coaches o mentores.


Preguntas: En los momentos en los cuales no estuviste satisfecho con tu trabajo ¿Por qué fue? Y  ¿Qué es lo importante para sentirte satisfecho en tu trabajo?

Busque sintonizarse con su trabajo con el curso Sintonía del Liderazgo!