miércoles, 6 de noviembre de 2013

Lo que diga el otro le pertenece al otro

Para mantener el aplomo lúcido hay una máxima: “Lo que diga el otro le pertenece al otro”. 
Cada persona habla desde sus creencias, necesidades, emociones y pensamientos. Siempre nos va a juzgar según su propio sistema de referencia. 
El Dr Miguel Ruiz, autor de “Los cuatro acuerdos” describe al segundo acuerdo como no tomarse las cosas personalmente. ”Los demás tienen sus propias opiniones según su sistema de creencias, de modo que nada de lo que piensen de mi estará realmente relacionado conmigo, sino con ellos.” comenta. Cada persona ve al mundo con distintos ojos y crea su propia película de los acontecimientos.

Así evitamos sentirnos ofendidos y reaccionar mal por los comentarios ajenos. También evitamos la necesidad de defendernos y tener razón. Con esto ahorramos mucha energía que puede ser destinada a nuestras propias acciones. 

Mantener en la práctica este acuerdo nos ayuda a estar más sanos y tranquilos.


Qué piensan?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario